Archivo de la categoría: Casas Embrujadas

Fantasma en La casa de la Capitulación La Leyenda de Josefa Caballero

Durante muchos años La casa de la Capitulación ha sido conocida por la historia del fantasma de Josefa Caballero, quien fue asesinada de siete puñaladas en el interior de esta casa mientras trabajaba como la niñera del nieto del Juez Jorge Valbuena.
El crimen quedó impune puesto que Valbuena uso sus influencias para entorpecer la investigación y posterior a esto mueren personas que hablaron con la victima, desapareció el expediente del caso y las actas de defunción de esas personas muertas.
Todo señalaba como culpables del crimen a los habitantes de la casa luego de que se vinculara sentimentalmente a Caballero con el yerno del Juez Valbuena.
Según cuenta la historia el fantasma de Josefa Caballero quedó penando en cada rincón de la casa.

Reseña historica

La casa de la Capitulación, también conocida como Casa de Morales, es una edificación con características coloniales de mediados del Siglo XVIII, una de las pocas edificaciones de su época que sobrevive en el casco central de Maracaibo. La mansión obedece a un modelo arquitectónico andaluz donde el estilo utilizado es motivo de admiración.
Este estilo arquitectónico había llegado a España desde Italia extendiéndose por lo países hispanoamericanos. Se caracterizó por grandes ventanas que dieran luz y aire desde el exterior a las habitaciones, además del zaguán prolongando hasta el patio interior rodeado de corredores con techumbre de madera y la existencia de corrales con la mayor anchura que fuera posible.
Su función original fue de residencia particular; la ciudad era entonces dos calles formadas por cuadras llamadas manzanas. Mas tarde, la historia le depararía otras tareas en el mundo de lo épico, lo político, la educación y la leyenda.
Su valor histórico a que en su salón principal se firmó el Acta de la Capitulación del último Capitán General español en Venezuela, Comandante Francisco Tomás Morales, el 3 de agosto de 1823, mediante el cual España entregó todos sus haberes a los representantes de la república de Colombia reconociendo la independencia y soberanía de ese país liberado por Simón Bolívar, como resultado de la victoria lograda el 24 de julio de 1823 en la Batalla Naval del Lago
Y aqui una foto de la Casa de Capitulaciones de Maracaibo

El Fantasma de La Bruja De Bell

“La bruja de Bell” se trata de una historia de fantasmas que forma parte del folklore meridional de Estados Unidos. Se basa en los extraños acontecimientos sucedidos a la Familia Bell en la ciudad de Adams, Tennessee, entre los años 1817 y 1821.

Este relato es la base narrativa de la película “Un fantasma americano” (2006) y pudo haber influenciado la producción de “El proyecto Blair Witch” (1999).

Según la leyenda, la primera manifestación del espíritu ocurrió en 1817, cuando John Bell encontró un animal extraño escondido entre los maizales de su propiedad. El animal, descrito como un ser dotado de cuerpo de perro y cabeza de conejo, desapareció cuando Bell comenzó a dispararle.

Este incidente fue seguido rápidamente por una serie de sonidos extraños, ruidos de animales que batían las alas o roían madera; tales sonidos se escuchaban dentro y fuera de la residencia de los Bell.

Después de tales sucesos, los niños de la familia contaron que sus ropas de cama se les salían solas del cuerpo y caían al piso, sacudidas por una fuerza invisible.

La familia, más tarde, empezó a escuchar la voz de una persona a la que parecía que estaban estrangulando, rodeada de ruidos tremendos, graves y guturales.

Betsy Bell, la hija más joven de la familia, fue asaltada violentamente por una energía incorpórea que le arrancó el cabello y le arañó el rostro.

Estos acontecimientos continuaron un año más, hasta que John Bell los divulgó entre sus vecinos, James Johnston y su esposa, quienes más tarde afirmaron haber atestiguado tales fenómenos.

En este punto, los sucesos misteriosos experimentados por la familia Bell llegaron a ser muy conocidos en la comunidad de Red River (el Río Rojo). Se difundieron informes de una voz inmaterial que hablaba en voz alta, cantando pasajes de la Biblia y anticipando hechos que estaban ocurriendo simultáneamente a gran distancia.

Otro desarrollo importante de la leyenda es la implicación del futuro presidente de los Estados Unidos, Andrew Jackson, quien había escuchado hablar de los disturbios y decidió viajar a observarlos en persona, durante el año 1819.

Al acercarse a la propiedad de los Bell, Jackson colisionó contra una presencia invisible que detuvo las ruedas de su carruaje.

Entonces, uno de los custodios del político dijo en voz alta que se trataba de “una bruja doméstica” y propuso matar al espíritu. Inmediatamente después de esta agresiva manifestación, el hombre comenzó a gritar y a contorsionar raramente su cuerpo.

Entonces Jackson y sus guardaespaldas optaron por manifestar un discurso mucho menos peligroso; el futuro presidente afirmó que “prefería luchar contra la armada británica completa antes que combatir contra la bruja de los Bell”. Este segundo episodio, en realidad, se presume ficticio.

El compromiso de Betsy Bell con un vecino llamado Joshua Gardner fue otro motivo de descontento de la “entidad invisible”, que los siguió y molestó toda vez que estuvieran solos y juntos.

Finalmente, el acecho del fantasma condujo a Betsy a interrumpir la relación el lunes de Pascua de 1821.

Pero la voz sin cuerpo continuó comunicando su aversión por John Bell y su intención de matarlo. Bell, para entonces, sufría frecuentes espasmos y golpes faciales que muchas veces lo dejaban sin habla.

La familia Bell culpaba a la bruja de las aflicciones de Bell, pero los estudios modernos demuestran que tales síntomas indican que John pudo haber sufrido lo que posteriormente se bautizó como “parálisis de Bell”, una parálisis de los músculos faciales.

Esta enfermedad proviene de Charles Bell, el anatomista que descubrió tal condición. Cabe mencionar que este médico no tuvo ninguna relación con la familia Bell de Adams, Tennessee. El nombre es una pura coincidencia, y la parálisis de Bell no fue identificada hasta 1821, un año después de la muerte de la víctima de esta leyenda.

John falleció el 20 de diciembre de 1820. Un frasco pequeño que contenía un líquido no identificado, que habría ingerido, fue encontrado cerca de su cuerpo.

Cuando esta bebida se le dio de tomar a un gato de la familia, el felino murió de inmediato. El frasco, entonces, fue arrojado a la chimenea.

La familia dijo más tarde que, en ese instante, escuchó una voz que decía: “Oh, di a John una gran dosis de ese frasco ayer por la noche, y eso lo mató”.  Durante el entierro de Bell, los huéspedes fúnebres divulgaron la noticia de que habían escuchado una voz que se reía y que cantaba.

La muerte de Bell significó el final de la serie de acontecimientos, pero Lucy Bell dijo más adelante que una voz le anticipó que volvería en 1828.

Y durante una visita de tres semanas a su antigua residencia, John Bell junior divulgó que una voz misteriosa se había comunicado con él, prediciendo la Guerra Civil americana, la Gran Depresión y ambas guerras mundiales.

Según la leyenda folclórica, cuando el espíritu se manifestó por última vez en 1828 dijo que volvería 107 años más tarde, es decir, en el año 1935… Pero no se divulgó ninguna información de hechos extraños relacionados con éste.