Archivos Mensuales: junio 2012

La Maldicion de Jayne Mansfield


Si hubo una época dorada en las cumbres de Hollywood fueron los cincuenta, donde el glamour reinaba entre sus celebridades, todas muy bellas y con carreras que se iniciaban entre laureles de éxito. Sin embargo, como toda belleza tras una profunda contemplación, ese sueño dorado tenía un reverso oscuro y perverso. Son muchas las leyendas negras que se crearon en aquel momento en la industria del cine, algunas rocambolescas y otras son producto de enigmáticas muertes.

Si hablamos de erotismo e iconos sexuales de aquella época, Jane Mansfield es probablemente junto a Marilyn Monroe una rubia difícilmente de olvidar. Curiosamente, fue imitando a ésta como se dio a conocer. Jayne Mansfield (Vera Jayne Palmer antes de teñirse) nació en Pennsylvania y su vida estuvo marcada por la tragedia desde su inicio, su padre falleció cuando ella sólo tenía tres años y lo hizo curiosamente conduciendo, un ataque al corazón acompañado de su esposa y su dulce hija. Su madre no tardó en volverse a casar y se mudaron a Dallas (Texas), donde la joven comenzó a entrarle el gusanillo de la interpretación y comenzó a realizar cursos en la escuela. Sin embargo, fue una pasión que alternó con otra pasión más carnal. Jayne se casó con apenas 16 años y fue madre ese mismo año de un niño, lo cuál la separó un poco de su sueño por actuar. Fue cuatro años más tarde cuando la joven se muda a Los Angeles en busca de su sueño, seguida de su complaciente marido y su hijo pequeño.

Jayne Mansfield y Mickey Hargitay

Jayne Mansfield y Mickey Hargitay

Vestida con un look más que similar al de Marilyn Monroe, Jayne comienza ahacerse un nombre a través de ganar certámenes de belleza que, junto a sus clases de interpretación, hacen que la rubia explosiva vaya haciéndose con pequeños papeles. Se hizo un pequeño hueco en el género de la comedia pero su carrera no acababa de despegar del todo, los directores focalizaban todo su interés por ella en sus atributos físicos y hay quien cruelmente la calificaba como “la fotocopia vulgar de la Monroe”. No sólo su carrera se tambaleaba, también su matrimonio y al que le siguió una segunda boda con tres hijos más. Hasta el momento, Jayne Mansfield realizó mediocres films en los que resalta “Bésalas por mi” y “Una mujer de cuidado”, ambas en 1957.

 

La joven parecía no encontrar su sitio, las propuestas de películas eran cada vez peores y su vida sentimental había sido continuamente un vaivén de sentimientos y personas. Se cuenta que Jayne Mansfield cubría esa pena a base de asistir a todas las fiestas a las que Hollywood le abría las puertas, donde se pudo codear con grandes celebridades de la época y algunas amistades nada recomendables.

Tras divorciarse de Paul Mansfield (su primer esposo), se casó en 1958 con el culturista y actor ocasional húngaro Mickey Hargitay, que había obtenido el título de Mister Universo en 1955 y a quien conoció durante el rodaje de “Una mujer de cuidado”

Hargitay y Mansfield fueron padres de tres hijos (dos niños y una niña) antes de divorciarse en 1963. Su hija Mariska Hargitay es una actriz, famosa sobre todo por su papel de detective en la serie televisiva Ley y Orden: Unidad de Víctimas Especiales.

Magia Negra y Muerte

Fue en una de esas fiestas, donde la joven conoció a Antón LaVey, el Papa Negro de Hollywood y fundador de su satánica iglesia. Este oscuro personaje ya se había obsesionado antes con la rubia Marilyn Monroe y supo persuadirla hasta acabar conseguir compartir cama con ella. Tras la fatídica muerte de la rubia tentación, LeVey vio en Jayne Mansfield su perfecta sucesora.

 Anton lavey.jpg

Curiosamente, nuestra protagonista sentía una oscura fascinación por este enfermizo personaje que proclamaba su amor a Satán y su fama de poderoso mago. Anton LeVey le pidió a la joven que se vistiese igual que Marilyn, posara como ella y se desnudara de la misma manera y con la misma rapidez. Jayne fue tentada y lo hizo pese a que en aquel momento estaba iniciando una nueva relación.

Cuando el joven novio de Jayne, Sam Brody, se enteró de la vinculación de la actriz con la Iglesia de Satán entró en cólera y decidió presentarse en el despacho de LeVey, amenazándole que iba a romperle todos sus huesos si no dejaba de tener contacto con Jayne. LeVey, con su tenebrosa mirada, miró al joven y le maldijo, auguró una cercana muerte para él y su guapa Jayne Mansfield.

Tras aquella declarada maldición satánica por parte del Papa Negro, las desgracias se agolparon alrededor de la joven actriz. En un plazo de un escaso mes, a Jayne le robaron las joyas durante una visita a Japón, fue acusada de evasión de impuestos por el Gobierno de Venezuela, uno de sus hijos fue atacado por un león en un zoológico y poco después tuvo lugar el clímax de la terrible maldición, la fatídica noche en la que Jayne Mansfield perdió la vida a la temprana edad de 34 años. El 28 de junio de 1967, Matt Brody y Mansfield salían disparados por el parabrisas de su descapotable al tomar la curva cerrada de una enfangada carretera a más de 130.

Cuando Anton LeVey recibió la terrible noticia, acababa de recortar el anuncio del perfume Channel nº5 de su desaparecida amiga y se fijó que curiosamente en el reverso de dicha hojaaparecía una foto de la fallecida pareja tomada la noche anterior y que, al recortar el anuncio, las tijeras habían decapitado la cabeza de la joven de la misma manera que acababa de suceder. ¿Fue todo esto victima del cólera de un tenebroso Papa Negro?, ¿murió Jayne Mansfield a consecuencia de aquella maldición lanzada?

 Leyenda urbana

Lo tenebroso fue cuando la ambulancia llegó al lugar y no encontraron la cabeza de la joven. Jayne siempre había sido amiga de las excentricidades y era famoso su caniche teñido de rosa. Cuando el animal fue el único que salió ileso, encontraron a aquel perro rosado con algo redondo con lo que distraerse

Maldición de Tecumsé

Todo Gran Jefe escogido cada 20 años de ahí en adelante morirá, y cuando cada uno muera, que todos recuerden la muerte de nuestro pueblo.Exclamo el Jefe indio Tenskwatawa, apartir de entoces comenzaron a morir varios presidentes norteamericanos , incluyendo a Lincoln y Kennedy

 

Tecumseh
Un retrato de Tecumseh de 1848

La Maldición de Tecumsé o la Maldición de los 20 años, es un término para referirse a un patrón de acuerdo con el cual, entre los años 1840 y 1960, los presidentes norteamericanos que hubiesen ganado las elecciones en un año terminado en cero (por ejemplo 1840, 1860, 1880, etc.) morían en el cargo.

Al parecer esta maldición derivaría de un episodio sucedido en torno a 1811, tras la batalla de Tippecanoe que tuvo lugar entre las fuerzas norteamericanas al mando del posteriormente candidato presidencial, William H. Harrison y los Shawnee, tribu de indígenas americanos liderados por Tecumsé y su hermano Tenskwatawa, conocido con el apelativo de “el Profeta”. Supuestamente Tenskwatawa lanzó una maldición contra Harrison y todos los futuros ocupantes de la Casa Blanca. Según algunas fuentes[cita requerida] en 1836 mientras Tenskwatawa posaba para un retrato y los presentes discutían el posible resultado de las elecciones, éste lanzó su profecía:

Harrison no ganará este año el puesto de Gran Jefe. Pero ganará la próxima vez. Y cuando lo haga él no terminará su periodo. Morirá en ejercicio.

Cuando uno de los presentes objetó que ninguno de los presidentes de los EE.UU. había muerto en el cargo continuó el Profeta:

Pero les digo que Harrison morirá y cuando él muera ustedes recordarán la muerte de mi hermano Tecumsé. Ustedes creen que he perdido mis poderes, yo que hago que el sol se oscurezca y los pieles rojas dejen el aguardiente. Pero les digo que el morirá, y después de él, todo Gran Jefe escogido cada 20 años de ahí en adelante morirá, y cuando cada uno muera, que todos recuerden la muerte de nuestro pueblo.

Tenskwatawa.

Excepciones

La elección de Ronald Reagan en 1980, no fue seguida por su muerte, dado que Reagan sobrevivió a sus ocho años en el cargo, en dos períodos presidenciales, aunque a los pocos meses de tomar posesión del puesto sobrevivió a un intento de asesinato. Al igual que los presidentes que habían muerto en el cargo, Reagan fue sucedido en el cargo por su vicepresidente George Bush, el primer vicepresidente titular en 152 años en asumir la Presidencia por un motivo distinto a la muerte o la renuncia del presidente. Cabe anotar que Nancy Reagan, esposa de Reagan, recurrió en varias ocasiones a solicitar ayuda de astrólogos, por lo que corre el rumor de que mediante este tipo de ayudas la maldición se rompió.

El siguiente presidente que habría estado afectado por la maldición, George W. Bush, elegido en 2000, también sobrevivió a sus ocho años de presidencia.

Presidentes incluidos en la línea de la supuesta maldición

Elegido Presidente Mandato Causa de la muerte Fecha del fallecimiento
1840 William Henry Harrison Primero Neumonía 1841
1860 Abraham Lincoln Segundo Asesinado 1865
1880 James Garfield Primero Asesinado 1881
1900 William McKinley Segundo Asesinado 1901
1920 Warren Harding Primero No esclarecido por completo:
Posible ataque al corazón
1923
1940 Franklin Roosevelt Cuarto Hemorragia cerebral 1945
1960 John Kennedy Primero Asesinado 1963
1980 Ronald Reagan Fuera del cargo Causa natural (Neumonía). El 30 de marzo de 1981 sufrió un intento fallido de asesinato, fue el único Presidente de los Estados Unidos alcanzado por una bala mientras ejercía su cargo y que haya sobrevivido.1 2 2004
2000 George W. Bush Fuera del cargo Es una persona viva en éste momento.