Alonso de Ledesma El Verdadedero Don Quijote

En mayo de 1595 piratas ingleses llegaron hasta Santiago de León de Caracas, capital de la entonces Capitania General de Venezuela, al mando del Capitan Amias Preston y conducido por caminos secretos por un traidor, que luego recibió como pago ser degollado por los propios piratas, los habitantes de la ciudad salieron despavoridos, huyendo de los piratas… solo un anciano tomo las armas, con armadura vieja en su caballo con su lanza y valor se lanzo sobre los piratas, ese anciano era Don Alonso Andrea de Ledesma, quien combatió junto a los conquistadores Don Juan de Carvajal y el Capitán Diego García de Paredes, junto a ellos participo en las fundación del Tocuyo y Trujillo, también fue el primero en entrar a la fortaleza donde Lope de Aguirre resistía y fue uno de sus captores, Don Alonso era un Caballero, un hidalgo de gran Valor.

Combate al temido Cacique Guaicaipuro en Lagunetas logrando que el indio se replegara.

Poco después, en 1567 toma armas contra otros indios acaudillados por Guaicaipuro, derrotándolos en la batalla de San Pedro. Ese mismo año participa en la fundación de Caracas, ciudad de la que fue su primer alcalde y corregidor, haciendo su residencia en el pueblo de Baruta. Y así sigue combatiendo y participando en varias batallas hasta que en 1595 en mayo de ese año el pirata Amyas Preston, con seis barcos artillados toma por asalto el puerto de Guaicamacuto, localizado a media legua de la Guaira.

Admirados de ver que el enemigo se limitaba a una sola persona, el pirata Preston da la orden de capturarlo vivo. Sin embargo, este caballero solitario comienza a causar tantas bajas entre los piratas, que Preston se ve en la necesidad de ordenar que le disparen. Suenan los arcabuces y el caballero cae a tierra muerto. Al sacarle la armadura Preston se da cuenta de que el intrépido y feroz jinete es un anciano alto, delgado de barba ya blanca. En homenaje a quien salió solo a defender la ciudad, limpian el cadáver, lo ponen sobre un escudo, lo cubren con una capa y disparan sus armas al aire.

Don Juan Vicente González, en un artículo publicado en 1846 de titulo “Caracas” menciona el suceso de esta manera:

“Apenas el anciano Alonso de Ledesma salio solo, tembloroso por la edad, pero valiente, en su caballo, acusando así a la juventud que debiera, por lo menos, acompañarle.”

Esto en referencia a las nuevas hordas que estaban atacando la ciudad, los nuevos piratas que pretendían saquearla y tomarla por asalto para sus fines personales, diciéndonos que el camino a seguir cuando nuestra tierra corre peligro no es el de huir cobardemente, si no el de hacer como el primer defensor de Caracas hizo, sin importar si se esta solo hay que hacer frente a los criminales.

Esta historia del notable hidalgo pudo haber sido la inspiracion de Miguel de Cervantes Saavedra para su gran obra Don Quijote de la Mancha, es justo aclarar que no existen datos precisos que indiquen la ciudad exacta donde se escribio la obra, aunque algunos aseguran que fue en Sevilla,por lo que se puede inferir que por ser el puerto de entrada al comercio americano Cervantes pudiera haber escuchado esta historia de algun marinero.

Esta obra tiene dos partes: la primera se publica en el año 1605 y la segunda en el 1615. En 1614 había aparecido una segunda parte falsa firmada por Avellaneda, lo que hizo que Cervantes se apresurara a terminar su segunda parte.

El autor escribió esta obra para combatir al auge de las disparatados libros de caballerías, como él mismo dice en el prólogo: “…no ha sido otro mi deseo que poner en aborrecimiento de los hombres las fingidas y disparatadas historias de los libros de caballerías…”.Para llevar a cabo esta idea, Cervantes escribe otro libro de caballerías.

Don Quijote intenta ser un caballero andante como los que aparecen en los libros. Sirviéndose de él para parodiar los libros de caballerías del mismo modo que un cómico, al intentar poner en ridículo a un personaje, le imita y exagera sus rasgos.Pero que en realidad dicho personaje existio en la sociedad caraqueña del siglo XVI además de esta intención burlesca, en la obra hay un valioso reflejo de la sociedad: la lucha del idealismo, encarnado en Don Quijote, y el realismo, representado en su escudero Sancho Panza.que llevado a la realidad era la lucha del idealismo de Andrea de Ledezma y el realismo de los piratas incursores.

Por: (4R)

Acerca de superocker

Me gusta el rock, el cine y las chicas

Publicado el diciembre 18, 2011 en Extrañas Casualidades, Leyendas. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: