Caso de asesinato del infante Dayan González

Foto del niño Dayan González

El caso de asesinato del infante Dayan González, es un caso de violación y asesinato en Venezuela. El hecho causó conmoción en el país y varias manifestaciones.

El caso de asesinato del infante Dayan González, es un caso de violación y asesinato en Venezuela. El hecho causó conmoción en el país y varias manifestaciones.

El asesinato

El jueves 01 de diciembre de [[2011 ]], fue asesinado a la edad de cinco años, el infante Dayan González, en la ciudad de Guanare, del Estado Portuguesa (Venezuela). Según medios de prensa, los «presuntos involucrados» figuran Gelinot González (su madre), Valentina Oropeza, Anney del Carmen Montilla Oropeza, Doris Coromoto Oropeza de Akel y Yure Quedan Hernández Medina.1 Se conoció extraoficialmente que los vinculados estaban bajo los efectos de sustancias psicotrópicas y en un rito de secta satanica.2 El niño murió en un centro asistencial, ubicado en la avenida 23 de Enero en Guanare, producto de varios hematomas, causado por el maltrato que recibió de sus agresores, luego que fue llevado alegando que éste se había caido de una moto. Por lo que los médicos notificaron a las autoridades de este hecho, iniciándose así la investigación.

Conmoción

El hecho causó gran revuelo en la población guanareña, quienes protestaron días más tarde en varias partes de la ciudad (entre ellos estudiantes de la UNELLEZ, quienes alegaban «complicidad» por parte de los entes de seguridad, llegando al punto de un toque de queda que se inició el día lunes 05 de diciembre de 2011, hasta el martes 06 de diciembre de ese mismo mes, donde saquearon y destruyeron varias pertenencias de los implicados. Además, el suceso del asesinato, se conoció por las redes sociales, donde se iniciaron varios debates, condenando tal acción.

El gobernador Wilmar Castro Soteldo (para ese periodo), suspendió las clases y militarizó la ciudad, mientras pasaba la situación de emergencia.

Imputación

Se realizó un allanamiento coordinado por el Ministerio Público y efectuado por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) en la vivienda propiedad de Valentina Oropeza, ubicada en la urbanización José Antonio Paéz, sector Los Próceres, Guanare. En dicha casa se encontraron varios elementos de interés criminalístico, entre estos, placas, recipes médicos, medicinas y una camisa del pequeño con restos hematológicos.9 Anney Montilla, quien era la encargada del cuidar al niño junto a Valentina Oropeza, pues su madre Gelliknet González vivía en Porlamar, estado Nueva Esparta, fueron aprehendidas el día del hecho en la clínica donde murió la víctima. Mientras que Doris Oropeza, Hernández y González, quien arribó a Portuguesa al día siguiente del hecho, fueron detenidos el 2 de diciembre en virtud de la orden de aprehensión solicitada en su contra por el Ministerio Público y acordada por el Tribunal 1° de Control de Guanare.

En la audiencia de presentación, el fiscal 6° del primer circuito de esa jurisdicción, Apolonio Cordero, imputará a los acusados. Misma acción se realizó el martes 02, esperando respuesta de las autoridades competentes.

Maestra de Dayan denucio el maltrato

Rosanny Alfonzo, maestra de Dayán González, el niño que murió por múltiples maltratos el pasado 1 de diciembre, habría denunciado situaciones irregulares con el menor, mientras estudiaba en el Centro de Educación Inicial Papagayo, en Porlamar.

En una oportunidad, le advirtió a Gelliknot González Quevedo, la madre del menor, que el niño tenía los dedos de la mano derecha inflamados, así como moretones en brazos y cara. Esa conversación quedó registrada en el expediente 3895-11 que reposa en la Defensoría de los Derechos de Niños y Adolescentes del municipio Mariño, en Porlamar.

Una nota de Dexcy Guédez en el diario El Nacional, señala que la madre en esa ocasión respondió que se había caído y argumentó que no lo llevó al médico a hacerle radiografías porque lo que tenía eran “simples aporreos”.

Después de esa denuncia el niño no volvió a asistir a clases.

Según reseña la nota la docente dejó constancia de que al niño le costaba hablar y que no se relacionaba con su entorno por miedo a ser castigado.

Asimismo, los docente le manifestaron a la madre que los golpes que tenía el infante parecían haber sido producidos por maltrato físico y no por una caída, y la joven, en medio de llanto, confesó que tanto ella como su hijo eran maltratados por su pareja, un supuesto comerciante árabe.

“Dijo que el padrastro lo golpeaba fuertemente bajo el argumento de que no iba a criar malandros”.

Sobre el caso, el defensor municipal de Niños y Adolescentes de Mariño, Jairo Marcano, aseguró que en vista de que la mujer fue citada en tres oportunidades para que explicara la ausencia del pequeño y nunca asistió, tomó las investigaciones personalmente y se trasladó a la residencia donde ambos vivían y pudo constatar que el menor presentaba una quemadura de primer grado en la mejilla izquierda.

Al preguntarle las razones por las que obvió las citaciones, Gelliknot González Quevedo adujo que trabajaba en un bingo de Porlamar y que regresaba a dormir todos los días a las 5:00 am. Explicó que no quiso retirar al niño del preescolar y que su ausencia prolongada se debía a la quemadura en el rostro con una plancha.

Se pudo conocer que la madre Gelliknot González Quevedo y Anney Montilla, la cuidadora del niño y también imputada por su muerte, fueron expulsadas por los propietarios de la residencia donde fue visitada por Marcano debido a los constantes pleitos que mantenían.

Mas datos Sobre el caso

- Conozca los hechos más relevantes sobre el caso del niño de 5 años que murió el 1° de diciembre en Guanare, presuntamente luego de ser abusado sexualmente y torturado por sus cuidadoras, hecho que originó manifestaciones en la capital del estado Portuguesa.

- Móvil del crimen. Varias hipótesis se han amnejado sobre el motivo de este cruel suceso. La que cobra fuerza es la de “crimen pasional” pues la madre del niño y una de las implicadas fueron amantes. Se pudo conocer que la señalada amenazó a la madre del menor con hacerle daño al niño si no dejaba a su novio actual. La indiciada es esposa de un comerciante de la entidad, la madre del niño residía en Porlamar y también está acusada por el crimen.

- Autopsia. La autopsia y la valoración médico forense externa realizada a la víctima de cinco años determinó múltiples traumatismos y hematomas en el cuerpo, así como cicatrices que evidencian maltrato físico de vieja data y signos de abuso sexual. Un médico señaló que “nunca había visto trana crueldad en el maltrato a un menor”

- Macabro hallazgo. Habitantes de Guanare indignados por el suceso, saquearon la residencia de una de las implicadas, en el  lugar se encontró una muñeca con jeringas en los ojos. La vivienda quedó destrozada.

- Cuidadoras. El menor de 5 años fue dejado al cuidado de dos mujeres Valentina del Carmen Oropeza de Montilla y Anney del Carmen Montilla Oropeza, que son madre e hija, residen en el sector Los Próceres de esa entidad.

- Lesiones. El niño fue llevado en estado crítico a una clínica donde falleció. Se pudo conocer que la víctima sufrió torturas, quemaduras, abuso sexual y finalmente lo golpearon, hasta causarle la muerte.

- Privativa de libertad. A solicitud del Ministerio Público, fueron privados de libertad las cuatro mujeres y el hombre detenidos a raíz de la muerte de la criatura.
Los fiscales 20° nacional, 6° y auxiliar del primer circuito de esa jurisdicción, Daniel Guédez, Apolonio Cordero y Simara López, respectivamente, imputaron a Gelliknet González (30), madre de la víctima, Anney Montilla (25), Valentina Oropeza de Montilla (50), Doris Oropeza (37), amante de la madre del menor, y el enfermero Yure Hernández (39), por los delitos de homicidio intencional calificado, trato cruel, abuso sexual a niño y lesiones intencionales, todos en calidad de responsabilidad correspectiva y tipificados en las leyes.

- Suspensión de clases. El gobernador de Portuguesa informó que las actividades escolares fueron suspendidas este martes debido a los disturbios de ayer. Autoridades informaron que este jueves se reanudarían las clases en la entidad.

- Escena del crimen. Presuntamente el hecho ocurrió en una fiesta, aunque no se descarta un ritual satánico. Las autoridades no han confirmado ninguna de las dos hipótesis, solo informaron que los agresores habían consumido sustancias ilícitas.

- Decisión judicial. La jueza Dra. Ekkel Torres, decidió postergar para el miércoles la audiencia del caso del menor de 5 años de edad que fue torturado y posteriormente asesinado.

- Influencias. Trascendió que el esposo de una de las acusadas tiene influencias en la entidad y presuntamente quedarían en libertad, esto aunado a la decisión d ela jueza desató las protestas que se registraron el lunes en Guanare. “La parte perversa de todo esto es que ya se venía corriendo por las redes sociales que los implicados en la muerte del niño iban a salir en libertad porque eran protegidos de mi persona y del ministro Tareck (El Aissami)“, dijo el gobernador del estado Portuguesa, Wilmar Castro Soteldo a través de un contacto telefónico con Venezolana de Televisión (VTV).

- Saqueos y disturbios. La Guardia Nacional y la Policía Estadal reforzaron la seguridad del palacio de justicia y de las propiedades de las personas implicadas, tras la oleada de saqueos en tiendas como Las Rocas y La Casa del Pastelito, propiedad del esposo de una de las imputadas, además otros negocios fueron quemados informó el gobernador de Portuguesa Wilmar Castro, a través de un contacto telefónico con el canal del Estado. Once personas fueron detenidas la noche del lunes y 17 la mañana del martes, entre ellos un menor de edad, por los saqueos y las acciones vandálicas.

- Detenciones. El Cicpc de Guanare detuvo a cinco personas, cuatro mujeres y un hombre, entre ellas a las cuidadoras del menor. Anney del Carmen Montilla Oropeza (25), Valentina del Carmen Oropeza (50), Gelliknet González Quevedo (30) quien es la madre del menor, Doris Coromo Oropeza Díaz de Akel (37) y Yure Overdan Hernández (39). El Ministerio Público los imputó este martes. A la madre le imputaron negligencia, puesto que la abuela del niño, la acusó de maltrato infantil. Anney Montilla, Valentina Oropeza, Doris Oropeza y Yure Hernández llevaron al niño a un centro asistencial, ubicado en la avenida 23 de Enero en Guanare, alegando que éste se había caido de una moto

Acerca de superocker

Me gusta el rock, el cine y las chicas

Publicado el febrero 2, 2012 en Crimenes Sin Resolver y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: